Casa de la Ópera de Sídney

Estilos del mundo: Sydney

Sydney es una de las capitales más cosmopolitas del mundo y de Australia, con una de las arquitecturas más contemporáneas y jóvenes del mundo. En la capital de Nueva Gales del Sur se encuentra una gran divergencia de culturas, algo que se refleja en su arquitectura, diseño e interiorismo. Sin ir más lejos en los edificios más antiguos vemos estructuras desarrolladas con hierro arrugado y estilos provenientes de corrientes europeas como el estilo victoriano o el georgiano.

Ilustración 1. Cerámica de Inalco (Colección Petra)

El estilo colonial que se dio entre los años 1788 y 1940 con un toque más europeo se puede observar en las antiguas edificaciones, junto con corrientes estadounidenses. Por el contrario, en la actualidad la arquitectura de la ciudad ha cambiado, buscando provocar el menor impacto visual y “físico” a la naturaleza. Las nuevas construcciones buscan fundirse con el paisaje que les rodea y ser sostenibles medioambientalmente; prueba de ello es la Casa de la Opera u Opera House, que consiguió el sello de carbono neutro, además de tener un diseño que se funde con el puerto que le precede.

Los hogares sidneyenses, en su gran mayoría, poseen en su jardín frontal una esgrima o vaya pequeña. Asimismo, podemos observar que, a la hora de diseñar las casas, en Sydney prestan mucha atención al clima.

Ilustración 2. Cerámica de Inalco (Colección Magma)

Una vez que entramos en el interior de las casas, los suelos de los hogares sidneyenses son suelos de madera en tonos claros. Las tonalidades claras también son utilizadas en las paredes, con tendencia al uso de colores arena.

La cerámica utilizada en los hogares de Sydney son mosaicos tipo metro para las paredes y baldosas hidráulicas de nueva generación tanto para paredes como para suelos (si la opción no es un suelo de madera).

Los hogares sidneyenses son casas muy abiertas, cosa que se refleja en sus cocinas; siendo tipo americanas abiertas al salón con una gran barra o isla a modo de separación, que en muchas ocasiones, sirve como “comedor”.

Ilustración 3. Cerámica de Azuvi (Colección Project)

A la hora de definir un estilo en los hogares, en Sydney encuentran en un equilibrio entre lo salvaje de la montaña y el desierto, con el océano; en la decoración de la ciudad podemos encontrar la gran importancia que los sidneyenses dan al océano. Los elementos decorativos se disponen en colores marrones y tonalidades marinas, como el turquesa; así como pequeñas pinceladas de tonalidades que aporten alegría a la estancia como, por ejemplo, un jarrón en verde o amarillo.

Los materiales que se utilizan tanto en mobiliario como en los elementos decorativos son siempre materiales naturales tales como maderas, mimbre, etc.  Asimismo, podemos encontrar pizas de arte o tablas de surf a modo de decoración.

Y por supuesto, un elemento que nunca puede faltar son las plantas, contando al menos con una en el salón, siendo ésta normalmente de gran tamaño.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *