Suelos de madera: ideales para el frío

La llegada del otoño tiene un perfecto aliado y son los suelos de madera. La elección de este material es perfecta para estos meses, y más con la aproximación del frío invierno. Como ya te hemos comentado en alguna ocasiones, la madera resulta más acogedora que otras opciones y te permite disfrutar más de tu casa.

Para empezar, notarás una sensación más cálida al caminar por tu casa. No obstante, los suelos de madera son más delicados y requieren unos cuidados más específicos. Por eso, a pesar de que tengas que quitarte tus zapatos nada más llegar a casa para evitar su desgaste, ¡tu suelo será mucho más cálido y no los necesitarás!

El mantenimiento de los suelos de madera

Si te hemos convencido para decidirte por los suelos de madera, debes conocer los diferentes tipos para que elijas el más adecuado para ti. No temas: todos ellos son cálidos para el invierno. La tarima maciza es, posiblemente, el elemento más único para tu estancia… siempre que no lo instales en el baño. La humedad es una de sus principales debilidades.

Sucede lo contrario con la tarima hidrófuga, un tipo que, si lo escoges con gran resistencia, es perfecto para baño o cocina. Para que no se deteriore tan solo tendrás que renovar los barnices de forma periódica.

Además de los ya mencionados, contaríamos con dos tarimas flotantes más: de madera y laminada. Estas últimas son más resistentes así que su mantenimiento precisa de menos cuidados.

¿El baño no tiene espacio para la madera?

Seguro que uno de los rincones de tu hogar donde más calidez necesitas es el baño. Aunque parezca un lugar incorrecto para la madera, puedes optar por una tarima hidrófuga. Si no acabas de decidirte por este material para el suelo, tienes más opciones para colocarla: ¡conoce cuáles!

En definitiva, si has pensado en renovar el suelo de tu hogar de cara al invierno, ya sabes que la madera es la mejor opción. Para más información sobre los suelos de madera, ¡no dudes en venir a uno de nuestros showrooms!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *