¿Cómo elegir un suelo de madera?

Los suelos de madera son indiscutiblemente los reyes de la mayoría de las casas, puesto que aportan calidez, estilo y aislamiento a los hogares. Además, de ser una opción con la que nunca se falla y va con la mayoría de los estilos.

Los suelos de madera se llevan utilizando de una forma u otra desde el año 3000 a.c., aunque hasta la edad media no aparece el parquet. Esto ha provocado que los suelos de madera se vayan modernizando y creándose una gran variedad de ellos. En la actualidad, podemos encontrar suelos de madera en los que ver los nudos hasta lamas con diseños impresos en ellas.  ¿Entonces que debemos tener en cuenta antes de adquirir un suelo de madera?

Lo primero a tener en cuenta es donde se va a instalar y el uso que se le va a dar, dependerá de esto el tipo de suelo de madera que adquiramos. No es lo mismo un suelo poco transitado y en una zona con baja humedad en la que con utilizar un suelo de clase AC3 servirá; que un suelo que se encuentra en zonas como baños o cocinas o en una casa con mascotas, en este caso el suelo de madera tendrá que tener una resistencia de AC5 ó AC6 (las más altas).

El segundo paso es decidir el tipo de lamas que queremos utilizar, las lamas anchas darán sensación de continuidad y una mayor sensación de amplitud. Pero si la habitación es demasiado pequeña puede empequeñecerla aún más al no poder instalar apenas unas pocas lamas. Otra opción es hacer el suelo de madera a medida, tan único como tu casa.

El siguiente paso será decidir el color, podemos encontrar la madera en tonos claros, medios u oscuros. El uso de una tonalidad u otra dependerá del espacio y la luz que reciba la habitación. Si la estancia es pequeña y con poca luz lo más recomendable es instalar un suelo claro que aproveche toda la luz que recibe aportando claridad y una mayor sensación de amplitud. Aunque también se puede instalar lamas de diferentes tonalidades, dando una personalidad diferente a tu suelo de madera.

El tipo de acabado del suelo de madera es uno de los puntos más importantes, ya que del elegido depende lo que transmitirá dicha estancia. Acabados tales como:

  • Aceitado que realza la autenticidad de la madera aportando resistencia, elegancia y un toque contemporáneo a la estancia, además de ayudar a regular la humedad del interior.
  • Barnizado lo que aumenta la resistencia del suelo y facilita la limpieza.
  • Mate o extramate que al no tener brillo nos brinda un acabado más natural y actual.

Cuando se instale el suelo de madera hay que ser muy cuidadosos para evitar que posteriormente el parque cruja.

Con los suelos de madera podemos innovar y emparejarlo con otros materiales en un mismo espacio, como con la cerámica. Crearás un espacio especial, personal y único.

Y, por último, a la hora de comprar un suelo de madera deberás tener en cuenta las diferentes siglas que te dirán como es el suelo:

  • Siglas de AC1 a AC6, correspondientes al criterio de abrasión: indican la resistencia de ese suelo de madera al desgaste, la AC1 es la menos resistente y la AC6 la más.
  • Siglas de ICI1 a ICI4, correspondientes al criterio de impacto: indican la resistencia del suelo de madera al impacto o golpe de un objeto, siendo ICI1 el menos resistente y el ICI4 el más resistente.
  • Las siglas HDF o MDF: que hacen referencia a la densidad, siendo HDF de alta densidad y MDF de densidad media.
  • La sigla FSC: son las siglas de la organización encargada de certificar que la madera de un producto proviene de bosques sostenibles.

Si estás pensando en poner suelo de madera en tu hogar ven a vernos a cualquiera de nuestros showrooms y nuestros expertos te ayudarán a elegir el mejor para ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *