Suelo laminado o de madera: ¿cuál elegir?

¿Pensando en cambiar el suelo de tu hogar? El suelo de una estancia es algo muy importante, es la base directamente del hogar incluso para elegir el estilo de decoración, ya que este influye en todo lo que se vaya a elegir desde el color de las paredes hasta el tipo de muebles, ya que deben de ir acordes con el estilo del suelo. Es por ello por lo que la decisión de elegir el suelo no puede tomar a la ligera ya que es muy importante. Si estás dudando entre suelo laminado o de madera, te contamos sus diferencias ya que, aunque parecen elementos muy similares, son distintos.

Suelos de madera

La duda entre suelo laminado o de madera se despeja fácilmente si lo que buscas es un elemento único para tu hogar, ya que difícilmente encontrarás dos tipos de lamas de madera iguales, cada una tiene un diseño propio creado por la propia naturaleza, lo que aporta un valor extra a cualquier estancia. Otro elemento que convierte a la madera en un elemento único es el paso de los años, ya que el color de los suelos de madera puede verse modificado por efecto del sol, lo que convierte a cada pieza en algo único.

Otra característica de los suelos de madera es que, si se elige la opción de pavimento encolado, permite olvidarse del conocido como “efecto tambor” de la madera, para así disfrutar de un suelo mucho más silencioso y sin vibraciones.

Aunque la madera no es inmune a los golpes, en la mayoría de las ocasiones se puede restaurar con gran facilidad. Aunque recuerda que para que un suelo de madera dure, hay que cuidarlo y sin duda realizar un mantenimiento periódico.

Suelos laminados

Si el principal factor por el que dudas entre suelo laminado o de madera es que buscas algo de fácil mantenimiento, entonces la mejor opción para ti es el suelo laminado, ya que es una de sus principales ventajas. Otra ventaja de este tipo de suelos es que son mucho más resistentes a los golpes. Además, el sol nos les afecta, por lo que el mismo suelo puede durarte con las mismas condiciones de color varios años.

La instalación de los suelos laminados es bastante rápida, por lo que si buscas rapidez este es el tipo de suelo que estás buscando para tu hogar. Además, las láminas de ahora son cada vez más reales a la vista, por lo que parecen madera de verdad. La única posible desventaja es el conocido como “efecto tambor”, que en el caso de la madera natural sí que puede evitarse y que en el caso de arañazo no puede repararse, por lo que habría que cambiar la plancha entera.

Ya hayas elegido suelo laminado o de madera o todavía te queden dudas, acércate a nuestra tienda en Pinto o en la c/ Orense de Madrid donde nuestros profesionales te asesorarán y encuentra el suelo que más se ajuste a tus necesidades. ¡Te esperamos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *