Cómo es la instalación de suelos de madera

¡Los suelos de madera siguen siendo tendencia! Una moda que empezó hace ya unos años y que, lejos de terminar, sigue en auge. Todo gracias a los avances que se están poniendo en práctica, sobre todo en lo referente a la instalación de suelos de madera. Y es que, si antes veíamos en este tipo de suelo un problema tanto por su instalación como por su mantenimiento, ¡ahora ya no hay de qué preocuparse!

Por eso, en este blog vamos a contarte cómo es la instalación de los suelos de madera uno por uno. ¡Sigue leyendo!

Instalación flotante

Actualmente, la instalación flotante es la más cómoda y rápida. En este tipo de instalación de suelos de madera, las lamas encajan unas con otras sin recurrir a pegamento o tornillos, utilizando el conocido sistema de ‘clic’.

Uno de los tipos de suelo de madera que se instala mediante esta técnica es el vinílico o PVC. En este caso, este suelo se puede instalar directamente sobre un suelo ya existente, por lo que la obra será mínima y el proceso, rápido y ágil.

También los suelos laminados se instalan mediante el ‘clic’ y rehúsan clavar o pegar la madera a la superficie. Por lo tanto, si te decides por este tipo de instalación de suelos de madera debes saber que el proceso será rápido y preciso.

Instalación de suelos de madera de parquet
Parquet de Parador.

Parquet: instalación mediante encolado

Más allá del cómodo sistema de ‘clic’, también existe el encolado. Se trata de un método mediante el cual las láminas se adhieren al suelo con cola. Posteriormente, se pulen y barnizan para garantizar un aspecto final y una duración de calidad. Todo este proceso se lleva a cabo “in situ”; esto es, forma parte de la instalación en el hogar, de manera que podrás ver cómo se produce el acabado en primera persona.

Una de las condiciones para hacer la instalación de suelos de madera con encolado es que la superficie sobre la que se pegan las lamas tiene que ser firme y lisa. Se recurre a este tipo de instalación de suelos de madera sobre todo para el parqué.

Sin embargo, cada vez es menos común, ya que la existencia de otros métodos como el de ‘clic’ ha relegado esta tipología a situaciones concretas, como la restauración de parqués que previamente habían sido colocados mediante encolado. También se opta por el encolado en caso de querer dibujar formas geométricas en el suelo, como es el caso del chevrón.

Instalación de suelos de madera en el baño.
Diseño de Fiora Límite.

Instalación de suelos de madera maciza

La tarima maciza es, sin duda, uno de los tipos de suelos de madera más resistentes. ¡Esta madera viste todavía hoy en día algunos palacios con siglos a sus espaldas! No obstante, aunque su atractivo recaiga en su composición —100 % de madera natural—, su instalación es algo más costosa.

Se trata de la instalación de suelos de madera sobre rastrel. En este caso, las lamas se clavan a rastreles, siendo un proceso algo más extenso, ya que los acabados han de ser también ‘in situ’: clavado, limado y barnizado.

Como has visto, cuando elijas instalar un suelo de madera, no solo hay una opción. Son varias las alternativas ¡y diversas sus ventajas! Y como has podido leer ninguna de ellas supone un gran problema en su instalación, ¡eso es algo que forma ya parte del pasado! Así que tú, ¿con cuál te quedas? Si no te decides o tienes más dudas, visítanos en cualquiera de nuestros showrooms en Madrid. ¡Te esperamos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *