Tipos de suelos de madera

Los suelos de madera son muy versátiles, además de haberse ido adaptando y rediseñando a lo largo del tiempo. Por ello, es normal perderse entre los tipos de suelos de madera y sus peculiaridades; la diversidad es tal que podemos encontrar suelos de madera aptos para exteriores y otros poco resistentes a la humedad, el sol y un volumen alto de tránsito.

Los tipos de suelos de madera que podemos encontrar se agrupan en:

  1. Tarima maciza para interior y exterior: es uno de los suelos más resistentes, está formado por madera 100% natural de una misma especie, las piezas de madera maciza se encuentran dispuesta en paralelo. Este tipo de suelo puede durar toda una vida, como por ejemplo los que encontramos en palacios instalados hace siglos.
  2. Parquet: El suelo de madera tipo parquet está indicado para su uso en interiores, está formado por piezas de madera delgadas que se presentan en distintos formatos, teniendo un espesor de madera maciza superior a 2,5 mm.
  3. Tarima multicapa: Suelo de madera para interiores, y es, como su propio nombre indica, una tarima formada por varias capas de diferentes tipos de madera, siendo la superior de madera noble.
  4. Suelos laminados: Son suelos de madera indicados para interiores, están compuestos de diferentes capas siendo la principal un tablero de fibras de madera. Este tipo de suelos son, por lo general, los utilizados para imprimir diseños en ellos; dando como resultado suelos de madera diferentes e innovadores.
  5. Composite: Es un suelo de madera indicado para exteriores debido a su gran resistencia, es una tarima tecnológica o tarima sintética exterior, y está formado por maderas y resinas o polímeros.
Suelo de Parquet de Parador

Además de diferentes tipos de suelos de madera, también podemos encontrar tres diferentes tipos de instalación:

Sobre rastrel: Las lamas se clavan a rastreles que están dispuestos sobre el suelo, dicho suelo tiene que estar nivelado. La instalación se termina “in situ” acuchillando, limando y barnizando el suelo tras haberlo puesto. Este tipo de instalación se suele utilizar para suelos de madera de tarima maciza.

Encolado: El suelo de madera se pega directamente al suelo, la superficie sobre la que se pegan las lamas tiene que ser firme y lisa. Es la técnica utilizada cuando se quiere dibujar figuras geométricas; y al igual que la instación con rastreles se acaba “in situ”. Suele ser la utilizada en la instalación de suelos de parquet.

Flotante: Las lamas encajan unas con otras sin necesidad de pegarlas o atornillarlas al suelo, lo que hace su instalación y extracción más sencilla y rápida, es muy típico su uso en laminados.

Si estás pensando en darle un cambio a tu suelo ven a nuestros showrooms y nuestros expertos te ayudarán a encontrar el más adecuado para tus necesidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *