Cómo afrontar una reforma con cerámica

La cerámica es uno de los materiales más resistentes que podemos encontrar en el mercado. Por ejemplo, si pensamos en el porcelánico, nos encontramos con uno de los materiales que mejor resiste el paso del tiempo por su fortaleza. Además, nadie puede negar que la cerámica es uno de los materiales que más innovación ha experimentado en los últimos años. Lo que ha dado como resultado cerámicas más responsables con el medioambiente y con un amplio abanico de diseños.

Por todo ello, no es difícil que la cerámica cada vez cobre más fuerza a la hora de la elección de los materiales para la reforma de nuestro hogar, saliendo de sus zonas por excelencia –baño y cocina- al resto de las estancias. Entonces, ¿Cómo debemos afrontar la reforma de nuestro hogar si nos decantamos por cerámica?

Cerámica
Proveedor Inalco

Lo primero que hay que decidir es si queremos instalar el nuevo suelo cerámica sobre el material ya existente o retirarlo y colocarlo cobre el suelo ‘de obra’. Dependiendo de esto, necesitaremos unos elementos u otros. Por ejemplo, si decidimos instalarlo sobre el suelo que ya tenemos en el hogar, lo mejor será decantarse por una cerámica más fina de unos 6mm de espesor.

La siguiente variable que hay que tener en cuenta es donde va a estar ubicado ese suelo de cerámica y que uso le vamos a dar. Dependiendo de la estancia en la que vayamos a instalarlo vamos a necesitar un tipo de formato o suelo diferente. Por ejemplo, si el suelo es para una habitación que tiene desagüe – lo que supondrá una inclinación a 4 – lo más recomendable es seleccionar un formato más pequeño para que la inclinación no sea tan notoria. Otro ejemplo, es el suelo que va ubicado en exteriores o zonas húmedas, que deberá tener un alto poder contra los deslizamientos, siendo más rugosa su superficie.

cerámica
Proveedor Grespania

Posteriormente, tendremos que elegir el diseño que queremos para nuestro hogar. Por ejemplo, podemos decantarnos por una cerámica de gran formato y bajo espesor, lo que supondrá una menor obra, aunque necesitaremos un profesional que conozca muy bien el producto. Una ventaja de elegir esta cerámica es que, podemos utilizar la misma en el suelo, la pared y la encimera; ¡Perfecto para los hogares con conceptos abiertos!

A la hora de la instalación, hay dos cosas fundamentales, la nivelación de la base donde va a ir el nuevo suelo de cerámica y la colocación de las baldosas; ya que las líneas tienen que ser lo más rectas posibles, sino tendremos una habitación antiestética. La parte de colocación del suelo, es el momento más importante. Aunque los suelos cerámicos son muy resistentes, una mala instalación supondrá que se rompan con facilidad, e incluso, que se muevan. Por ello, te recomendamos que te pongas en manos de un profesional que te ayudé y guie ¡Así tu suelo quedará perfecto!

Si quieres saber más sobre los distintos tipos de cerámica o que suelo es mejor para tu hogar y tus necesidades, acércate a uno de nuestros showrooms y podrás descubrir todas las opciones que hay para ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *