Silla blanca contra una pared blanca en un suelo de madera

¿Cómo cuidar un suelo de madera?

Los suelos de madera son una elección perfecta para nuestro hogar si queremos darle calidad y atemporalidad al hogar, además, de combinar con cualquier estilo y personalidad. Aunque los suelos de madera son resistentes necesitan un cuidado especial, ya que sin éste su duración se verá mermada.

Debemos ser cuidadosos al entrar de la calle, ya que el calzado puede tener gravilla, piedritas, estar húmedos, … lo que rallaría el suelo de madera. Por ello, se recomienda descalzarse al entrar en casa e instalar un felpudo para dejar la gravilla fuera del hogar.

Suelos de parquet de Parador en una habitación
Ilustración 1. Suelos de Parquet de Parador

Uno de los mayores enemigos de un suelo de madera es la humedad y los líquidos, si se derrama algún liquido debemos secarlo inmediatamente. Si el agua a penetrado en la madera lo mejor es secarlo con un secador de pelo teniendo cuidado de no quemar la madera. Con respecto a la humedad los suelos de madera dependiendo de la estación necesitarán más o menos, lo ideal es mantener la humedad en el hogar entre un 35% y 65%.

El sol es otro de los agentes que puede deteriorar nuestro suelo de madera. Una exposición directa y prolongada produce cambios en la tonalidad del suelo, además de estropearlo.

Los suelos de madera son sensibles a los golpes y rozaduras, por ello lo mejor es colocar bajo los muebles tapas o fieltro, evitando los arañazos al moverlos.

Suelo laminado de Parador en una casa
Ilustración 2. Suelo laminado de Parador

Si quieres saber más de suelos de madera visítanos en nuestros showrooms y nuestros expertos te ayudarán a elegir y saber cuáles son los mejores cuidados para el suelo de tu hogar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *