Puertas correderas: la mejor solución para espacios pequeños

Si tienes una casa de tamaño reducido o buscas soluciones para aprovechar cada metro, en las puertas correderas encontrarás el aliado perfecto. Además de ahorrar espacio, son una elección discreta, sobre todo si son de estilo empotrado, ya que dará la sensación de que desaparecen al estar abiertas.

Otra ventaja de las puertas correderas, es su capacidad para unir espacios, creando una sensación de continuidad, permitiendo que la luz fluya entre las habitaciones. Este tipo de puertas se utiliza principalmente para separar estancias complementarias como una cocina con el salón o un vestidor con el dormitorio.

Si tienes pensado renovar tus puertas y quieres ganar espacio en tu habitación tienes varias opciones: puertas correderas internas de pared, al exterior de la pared o puertas empotradas.

Las puertas correderas empotradas son una opción muy práctica si lo que quieres es poder aprovechar la pared exterior para poner muebles u otro tipo de decoración, ya que estas quedan dentro de la pared por lo que son muy útiles y discretas. Y, son sin duda, la mejor manera de ahorrar en espacio.

Sin embargo, si lo que buscas es una instalación sencilla y rápida, la mejor solución son las puertas correderas al exterior de la pared, ya que no necesitan ni marcos, ni tapajuntas.

Puertas correderas: la mejor solución para espacios pequeños

Finalmente puedes optar por las puertas correderas internas en la pared que necesitan de la colocación de un armazón metálico que se oculta dentro de la pared. En esta opción sí que son necesarios marco y tapajuntas. Con ellas ganarás un metro cuadrado de superficie útil a la vez que crearás un ambiente único y práctico.

En la fabricación de las puertas correderas se utilizan los mismos materiales que en una puerta convencional: madera, vidrio, aluminio…etc., en función de los deseos y gustos de cada uno. Es importante tener en cuenta que si la puerta pesa demasiado, existe la posibilidad de que pueda exceder el peso que la guía puede soportar. En ese caso, la mejor solución sería optar por una doble puerta para así repartir el peso entre dos guías.

Si necesitas más información, en Discesur encontrarás un equipo de profesionales dispuesto a ayudarte y asesorarte sobre la mejor opción para tu hogar. ¿Empezamos a diseñar juntos?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *