Mantenimiento del suelo porcelánico

El mantenimiento del suelo porcelánico, lejos de lo que podemos pensar, es una tarea sencilla. ¡Tan solo debemos tener cuidado con los productos que usamos y, sobre todo, con la cantidad! Nuestro mejor aliado para ello será un líquido que todos tenemos en casa: ¡el agua! Si la usamos tibia y sin producto alguno, conseguiremos un resultado estupendo y unos suelos brillantes. Además del producto, también es importante elegir el instrumento adecuado para conseguir que nuestro suelo brille al máximo.

Por lo tanto, debemos optar por un elemento que cuide y respete lo máximo posible el material porcelánico: la fregona es el instrumento ideal en comparación a otros como puede ser una escoba. De hecho, no es nada recomendable para el mantenimiento del suelo porcelánico, ya que podría rayar la superficie. En ese caso, además de la fregona, podemos usar una mopa un poco húmeda para la limpieza diaria. Si quieres que tu suelo brille aún más, ¡dale una segunda pasada con una mopa forrada con un trapo!

El agua: tu aliada para el mantenimiento del suelo porcelánico

Como ya hemos dicho previamente, además de elegir cuidadosamente el instrumento para el mantenimiento del suelo porcelánico, también hay que acertar con el producto de limpieza cuando hagamos una limpieza exhaustiva. Lo más importantes es que evitemos el uso de ácidos fuertes, pues pueden estropear el brillo de nuestro suelo. Además, recuerda que en este caso hay que ser minimalistas en cuanto a la cantidad de producto a utilizar: menos, es más.

Otro consejo importante es que, antes de emplear cualquier producto químico, impregnemos la superficie con bastante agua limpia. Nos ayudará a prevenir la absorción de los productos químicos. Una vez terminemos con la limpieza exhaustiva, tendremos que aclarar para eliminar los restos de productos químicos. Con ello evitaremos que se forme una capa grasa.

Por supuesto, no olvides prestar atención a las características y a las recomendaciones del fabricante para el mantenimiento del suelo porcelánico.
Por último, si ocurre algún accidente y tu suelo porcelánico se mancha con café, vino o comida, ¡no te preocupes! La solución es tan fácil como usar mucha agua de nuevo y frotar con un estropajo verde.

Ya sabes que en Discesur somos expertos en suelos de cerámica. Para cualquier duda o sugerencia sobre el mantenimiento del suelo porcelánico, no dudes en visitar los showrooms de Discesur. ¡Nuestro personal estará encantado de ayudarte!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *