El wellness en la Antigua Roma

El baño ha sido desde tiempos inmemoriales un espacio de salud, relax y bienestar. De hecho, el bienestar y el wellness como lo entendemos hoy en día, es una evolución del concepto de las termas o los baños públicos de los romanos de finales del siglo III a.C.  Por este motivo,  los baños actuales (tanto en hogares, balnearios como en gimnasios) tienen mucho en común con las termas de hace más de dos mil años. Estas son algunas de las equivalencias entre la actualidad y la Antigua Roma:

  • Como en la actualidad, el wellness o bienestar para los romanos significaba estar en buen estado físico y mental. Por ello, en las termas combinaban el deporte con el relax del agua y los masajes.
  • Tanto en gimnasios actuales como en las termas, se practicaban numerosos tipos de deporte, con balón, lanzamientos, carreras y luchas. Después del ejercicio se realizaba el baño.
  • El equivalente de los baños de vapor era el Laconicum. Una habitación pequeña y circular destinada a los baños de vapor. El techo era semiesférico y existía una abertura en la parte superior que se podía cerrar cuando se deseaba.
  • La sauna en las termas romanas se llamaba Sudatorium y era, como hoy en día, una estancia con calor húmedo.
  • Finalmente, el baño caliente se llamaba Caldarium. Cuando las termas eran de grandes dimensiones, habían distintas piscinas y este espacio estaba dedicado completamente al aseo personal.

Por estos cinco motivos, podemos afirmar que el concepto de wellness no ha variado mucho. En las termas romanas el concepto de bienestar era concebido de la misma manera que hoy: combinando salud física y mental. En Discesur, damos mucha importancia a estos conceptos y te podemos asesorar en materiales para que consigas un baño inspirado en las termas de la Antigua Roma. En este espacio dedicado a los baños puedes encontrar la idea que estás buscando. No dudes en contactar con nosotros para conseguir tu espacio wellness.

Wellness Termas Roma Discesur

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *